RecyCrafts.com utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Más información. Ocultar.
RecyCrafts.com
5 de Diciembre de 2022 buscador
Síguenos en facebook Síguenos en twitter
Portada > Noticias

Arquitectura en madera: por una vivienda más sostenible

3 de Noviembre de 2022

Construir de una forma sostenible, ecológica y respetuosa con el medio ambiente para minimizar la huella de carbono. La arquitectura actual avanza en esta dirección y es plenamente sensible al resurgir de la madera como material diez por sus numerosas cualidades técnicas y potenciales aplicaciones. Estos objetivos europeos de sostenibilidad han vuelto a poner el foco en ella. Una realidad que llega para quedarse y con la que están concienciados muchos profesionales vinculados al sector maderero, Comercial Pazos es uno de ellos. ¿Os apetece ahondar en este tema que nos beneficia a todos? ¡Aquí van algunas pistas!

Imagen: LP architektur

La madera, más apreciada que nunca por su ADN sostenible

Los principales foros y congresos sobre el sector de la edificación y la arquitectura recientemente celebrados (Rebuild 2022 y Arquitectura Avanzada y Construcción 4.0) coinciden en señalar a la madera como un material indispensable para hacer frente a todos los retos a los que se enfrenta dicha industria. Para muchos profesionales de la arquitectura su empleo como material base en arquitecturas autosuficientes es una realidad. Con ella pueden crear estructuras de madera procedente de gestión forestal sostenible capaz de garantizar una baja huella de carbono en el planeta.

Imagen: innauer-matt architekten

Un resurgir de la madera en toda regla sin restringir su empleo a estilos arquitectónicos predeterminados porque por encima de todo prevalecen sus virtudes. Se trata de un material renovable, reciclable y biodegradable y eso hace que su huella de carbono sea baja. Además de poseer otras cualidades técnicas inherentes ya conocidas por muchos o redescubiertas, como sus altas capacidades de resistencia y aislamiento, claves para lograr un ahorro energético imprescindible a día de hoy. Y, por supuesto, una innegable virtud para transmitir calidez y generar bienestar en los espacios interiores.

No hay duda; en el contexto de la arquitectura sostenible y la economía circular hacia la que es preciso avanzar, la madera se presenta como un material clave para la edificación actual y la del futuro en las ciudades. Y eso explica que los fabricantes líderes del sector ofrezcan soluciones constructivas en madera innovadoras, encaminadas a lograr edificios neutros en carbono. En su mayoría productos para fachadas, terrazas y escalera.

Desde madera contralaminada, a híbridos de madera con hormigón, madera tecnológica para exterior (cien por cien reciclable, con cero PVC y silicatos y que no precisa tratamientos), etc. Son materias primas procedentes de bosques gestionados de una manera responsable y a través de su certificación FSC (Forest Stewardship Council) promueven una gestión forestal sostenible.

Una valiosa conquista en viviendas contemporáneas

La buena noticia es que esta mirada atrás hacia la madera no es efímera, ha resurgido con fuerza producto de las investigaciones e innovaciones tecnológicas aplicadas en este noble material y de unas necesidades medioambientes concretas. Además, su empleo también ha conquistado a la arquitectura contemporánea, que ve en ella una gran aliada para alcanzar la máxima eficiencia energética en las viviendas, junto con el resto de cualidades mencionadas al ser mucho más respetuosa con el medio ambiente que otras soluciones.

Imagen: INT2 architecture

Dicho de otro modo, las maderas certificadas cada vez están más presentes en trabajos arquitectónicos de líneas contemporáneas como alternativa a los materiales tradicionales. La naturalidad y belleza con la que funciona este noble material es asombroso. A veces son viviendas prefabricadas mediante módulos autosuficientes que pueden ir aumentando según necesidades y que son personalizados en acabados, colores y revestimientos.

En otros casos, el estilo minimalista de estos diseños está impregnado de guiños más tradicionales en sus cálidos interiores, con un mobiliario a medida y otros elementos donde la madera vuelve a ser el material estrella. Desde zócalos de listones, a panelados que revisten de suelo a techo elegantes espacios de generosas alturas. O bien cubren techos de estancias abuhardilladas como el mejor de los aislamientos posibles.

Los edificios en altura, otro reto superado

La arquitectura en madera no queda restringida a las viviendas unifamiliares. Algunas empresas nacionales líderes en el sector de la construcción son pioneras en el empleo de madera laminada para concebir edificios de varias plantas enteramente alzados con madera CLT (Cross laminated timber). O para plantear ambiciosos proyectos urbanísticos sostenibles de alcance europeo, como el primer edificio verde de Galicia: un diseño de geometría irregular que persigue ofrecer la máxima eficiencia energética mediante el uso de madera estructural. El inmueble estará catalogado como edificio de consumo de energía casi nulo (y eso quiere decir que consumirá prácticamente lo mismo que producirá).

Imagen: INT2 architecture

¿Qué es el CLT? Se trata de un laminado de tablas de madera cruzadas con sus vetas naturales como referencia. Al parecer sus cualidades son innegables, tanto para la construcción de viviendas prefabricadas como industrializadas, y es apto para numerosas aplicaciones. Además de permitir una construcción rápida, su resistencia es elevada (similar al del hormigón armado) y sin embargo es bastante más liviano que este.

Ventajas añadidas que suman

Rapidez, sostenibilidad, ahorro energético, diseños flexibles… Son las principales cualidades de la madera cuando se convierte en un material constructivo y deja de ser tan solo un bello revestimiento. Sin embargo, existen otras ventajas a tener muy presentes si la idea de vivir en una casa de madera algún día llega a materializarse en un proyecto real. Aparte de cumplir nuestro sueño de modelo de vivienda ideal porque nos apasiona su estética y calidez, indirectamente habremos logrado vivir en un entorno bioclimático más saludable. Eso para empezar.

Imagen: INT2 architecture

A nivel constructivo, podremos aprovecharnos de otras ventajas frente al más convencional en ladrillo y hormigón. En primer lugar, el peso de la estructura de una casa de madera, al ser menor, conlleva una cimentación más reducida. Por otra parte, los plazos de ejecución del proyecto e implantación sobre el terreno se acortan considerablemente, sobre todo si pensamos en una vivienda prefabricada mediante módulos. Además de conseguir una mayor definición en el proyecto de ejecución y una serie de mejoras técnicas a valorar, ¿una de ellas? La eliminación de puentes térmicos y la garantía de vivir rodeados de ambientes saludables.

Coníferas y de explotaciones forestales de gestión respetuosa

Aunque la arquitectura vea en este material la solución a sus necesidades para ser más respetuosos con el planeta, no todas las maderas son empleadas para la construcción de viviendas nuevas. Al margen de los sistemas estructurales escogidos, las coníferas en general y el abeto en particular suelen ser las más solicitadas y proceden de explotaciones forestales que garantizan una gestión respetuosa y sostenible. Sin embargo, para proyectos de rehabilitación el abanico se amplía hacia otras variedades, como pueden ser el castaño, el roble y el pino.

Imagen: egoin

Casas de madera, muebles y objetos decorativos que tan solo se conciben fabricados en este noble material, aficiones que giran entorno a ella y que cada vez cobran más incondicionales, como el apasionante mundo del torneado o el universo de la talla con todas sus herramientas especiales… Sea cual sea la opción, lo importante es concienciarnos de que es preciso generalizar el empleo de productos certificados; son la garantía de producciones respetuosas, encaminadas a frenar la deforestación y, a largo plazo, a garantizar una vida duradera a este material. Seguir avanzando en su uso y generar economías circulares en estos sectores.

Seamos sinceros, nadie quiere que desaparezca. ¿A que no?