RecyCrafts.com utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Más información. Ocultar.
RecyCrafts.com
18 de Septiembre de 2019 buscador
Síguenos en facebook Síguenos en twitter
Portada > Brico-deco

¡Construye una casa de muñecas muy fácil!

Reportaje
9 de Septiembre de 2019

Una casa de muñecas es un paraíso para el juego y la imaginación. Y además, ¡son muy decorativas! Te garantizamos un rato fantástico construyendo y decorando una tan bonita como esta. De la mano de Black & Decker y sus herramientas para bricolaje, no habrá tablero que se te resista. ¿Empezamos?

Son decorativas, bonitas y muy divertidas. Las casas de muñecas han sido siempre un icono de la diversión infantil. Y en pleno siglo XXI, siguen siendo adoradas por pequeños y mayores. Perfectas para jugar con las muñecas de toda la vida, pero también con otros seres como dinosaurios, personajes de dibujos animados, animales... ¡No hay que poner puertas a la imaginación! Esta encantadora casa de muñecas no las tiene, ni tampoco una pared que esconda el interior de las miradas. Te invitamos a que la construyas con nosotros y las herramientas de Black & Decker. Y para decorarla, ¡pide ayuda a los más pequeños!

Primer paso: medir y cortar

Para construir la casa de muñecas necesitarás tablero de DM (MDF) de 12 mm de espesor. Con la sierra circular, corta listones de 15 cm de longitud del tablero. En tres de los tableros, marca 21 cm de longitud y córtalos en ese punto. Obtendrás 3 tableros de 21 x 15 cm que serán las paredes internas de la casita.

Sobre los tableros de 15 cm de ancho, traza líneas a escuadra a 67,8 cm del extremo y córtalas con la sierra circular. Sierra también los suelos de los tres pisos: necesitarás 3 tableros de 15 x 45 cm. 

Cómo serrar las puertas y las ventanas

Las puertas que permitirán a los pequeños habitantes de la casa de muñecas ir de un lado para otro se cortan con la sierra de calar. Recórtalas en los tableros de 21 x 15 cm que has serrado antes. No olvides afinar los cortes con la lijadora Mouse. Ahora, coge uno de los tableros de 67,8 x 15 cm y dibuja una puerta en uno de los extremos, usando los de las puertas interiores como plantilla. Corta la puerta con la sierra de calar.

Sobre este mismo panel, dibuja líneas a escuadra cada 21 cm. En cada sección de 21 cm, dibuja una ventana. Para serrarlas, practica un agujero con el taladro y una broca de madera de 8 mm. Mete la hoja de la sierra de calar por el orificio y sierra con cuidado. Termina lijando bien los cortes.

Construye el tejado y ensambla la casita

Siguiendo la foto de apertura, ve uniendo los tableros entre sí. Empieza atornillando los tabiques con las puertas a los suelos. Después, usa tornillos para madera de 30 mm y el atornillador para montar  una "caja" con los tableros exteriores (laterales, techo y suelo). Fija los suelos con los tabiques en el interior, con 21 cm de separación entre ellos.

Para el tejado, corta un tablero de 15 x 30 cm y otro de 15cm x 28,8cm. Presenta el extremo de la pieza más corta contra el extremo de la más larga, haciéndolos coincidir. Sujeta bien (pide ayuda o coloca un sargento de esquina) e introduce unos tornillos.

Dibujar y serrar el panel trasero

Presenta la casita ya montada sobre la trasera (un tablero de contrachapado de 6 mm de espesor). Coloca el tejado en su lugar y dibuja el contorno de la trasera. Dibuja también las ventanas, que estarán en el piso central que no tiene paredes divisorias. Retira la casita y sierra la pieza, cortando también las ventanas con el método que te hemos explicado antes. Lija bien todos los cortes.

Decora, monta... ¡ Y a jugar!

Antes de fijar la trasera (que será la pieza que una el tejado con el resto de la casa de muñecas), pinta y decora todas las paredes. Puedes usar papel de regalo, de decoración o restos de papel pintado para crear un efecto muy hogareño.

La chalk paint o pintura a la tiza es perfecta para este proyecto: haz clic aquí para descubrir otros trabajos realizados con esta pintura. ¡Pura magia!

El paso final consiste en fijar la trasera a la estructura con clavos de cabeza perdida. ¡Hecho! Ya solo queda hacer la mudanza y meter los muebles, para que los nuevos inquilinos empiecen a disfrutar junto con los más pequeños. ¡Descubre más proyectos fáciles de carpintería y decoración de la mano de Black & Decker y hazlos realidad en tu casa!