RecyCrafts.com utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Más información. Ocultar.
RecyCrafts.com
5 de Diciembre de 2022 buscador
Síguenos en facebook Síguenos en twitter
Portada > Brico-deco

Una casa mucho más confortable. ¡Tu refugio este invierno!

Reportaje
24 de Noviembre de 2022

Lo sabemos. Casi sin darnos cuenta el invierno ya está aquí y apetece disfrutar más que nunca de nuestros espacios, estar de lujo en ellos como auténticos marajás del confort. ¿Cómo? Estas 5 ideas decorativas pueden ser solo el punto de partida para rodearte de ambientes sumamente hogareños e inspiradores. Interiores que rebosan calidez y buen rollo, el súmmum de una casa más confortable. Tú también puedes lograrlo.

1. Una casa más confortable: invádela de luz natural

Vivir con más luz de día dentro de casa es un lujo cada vez más valorado y demandado sin diferenciar entre habitaciones. Aunque, lógicamente, el salón es el lugar favorito para ello puesto que es el espacio más vivido junto con la cocina. Los beneficios de la luz natural no solo son estéticos, también ayudan a sentirnos mejor y, por supuesto, nos permiten no depender tanto de la otra, la eléctrica. El ahorro en la factura de la red en estos tiempos que corren es un plus muy muy a tener en cuenta.

Empieza a pensar que tus estancias pueden tener una quinta pared que deje entrar una fuente de luz natural privilegiada adaptando ventanas de tejado. La inversión habrá valido la pena porque las ventajas superan lo esperado. Al permitir que entre sin obstáculos, la percepción del color de las habitaciones se llenará de cálidos matices no apreciados antes y cambiará sus tonalidades. Sin olvidar la libertad que da para reorganizar la distribución de los muebles sin bloquear el paso de la luz.

Este tipo de ventanas, combinadas con cortinas especiales para ellas disponibles en diferentes estilos, garantiza un control total sobre esa luminosidad. Tú decides cuando quieres que entre y cuando no. Qué mejor aliada para empezar a disfrutar de una casa más confortable.

2. ¿Tienes terraza? Ciérrala y a disfrutarla en pleno enero

Lo de renunciar a los espacios exteriores de casa cuando llegan los meses de invierno ya no tiene ningún sentido. No hay por qué dejar de disfrutar de esa vida al aire libre tan beneficiosa para nuestro bienestar y salud, sino acondicionar la terraza o el porche adecuadamente. Hablamos de cerramientos exteriores acristalados con un elevado poder de aislamiento térmico (además de acústico) y etiqueta energética A.

Son soluciones que garantizan una perfecta conexión visual con el entorno exterior, conservando la luz natural y el paisaje, además de un considerable ahorro estimado en climatización. Aunque en un primer momento podamos pensar que este espacio ganado al interior de casa es un territorio más bien exclusivo del otoño y el invierno, estos cerramientos no solo protegen del frío y la lluvia.

Cuando lleguen las altas temperaturas y el sol brille de lo lindo, en ellos estaremos a salvo del calor y las radiaciones solares. Sin olvidar otra ventaja añadida; en el momento en que son instalados, la suciedad entrará bastante menos en estos lugares que antes estaban expuestos a la intemperie. Si tienes terraza quizá sea justo lo que ibas buscando para que tu casa se vuelva un lugar más confortable y con unos metros ganados.

3. Reinventa tus espacios mediante colores positivos y versátiles

Ponte las pilas con la paleta cromática de tus interiores, puede ser tu gran baza para sentir que vives en una casa más confortable, sensible... Y ¿por qué no? También especialmente fotogénica, que a todos nos gusta presumir de nuestros estilismos. Cada vez se concede más importancia a los colores que elegimos para decorar nuestros ambientes no solo por lo que dicen de nuestros gustos, también por cómo nos hacen sentir. Si eso es así, vale la pena detenerse a ver qué opciones puedes encontrar en el mercado y estrenar 2023 reinventando tus estancias.

La nueva carta de colores para el próximo año de Jotun puede abrirte la puerta a un mundo cromático capaz de hacerte sentir especialmente bien: 21 colores atemporales y al margen de tendencias que representan honestidad, positivad y versatilidad. Distribuidos en tres colecciones a cuál más sugerente, resulta difícil no identificarse con alguna y querer trasladarla cuanto antes a tus paredes. Además, estas colecciones ayudan a capturar diferentes estados de ánimo, combinar fácilmente tonos neutros con otros de contraste hasta crear atmósferas e historias sobre la vida hogareña.

En definitiva, rodearse de interiores coherentes e inspirados en temas tan presentes en las culturas actuales: la serenidad de la simplicidad, la paz de la naturaleza y la nostalgia por un estilo de vida de ayer. Cada una de estas colecciones conecta con estas temáticas: Serene Presence (colores relajantes, verdes curativos y suaves pasteles), Naturally Grounded (tierras cálidos, verdes apagados, amarillos suaves y naranjas) y Curated Living (rojos sofisticados, burdeos aterciopelados, detalles en azul, dorados y marrones).

4. Más y más dosis de calidez con texturas imperfectas

Seguramente no vamos a descubrirte nada diciendo que en la decoración y el interiorismo los materiales naturales son sinónimo de calidez y por tanto de confort. Pero quizá no hayas caído en que algunas combinaciones son infalibles para reforzar de forma alucinante esa sensación. Una de ellas es mezclar texturas y acabados imperfectos con tonalidades cálidas, formas orgánicas y, cómo no, materiales naturales en su estado más puro.

Si eres fans de los textiles naturales, estás de suerte porque no encontrarán otra ocasión como esta para hacer un despliegue de tejidos en cualquier espacio de la casa. Desde linos y algodones puros, a chenillas, borreguillos, franelas y terciopelos. Un repertorio riquísimo en texturas y sensaciones táctiles, el no va más de una casa que derrocha confort.

5. Mima el jardín como si no hubiera un mañana

Se acabó tener el jardín, por minúsculo que sea, descuidado durante los meses de frío. Con los cuidados y herramientas adecuados, podrá ser un escenario de lo más fotogénico con su explosión de colores otoñales y caída de hojas. Por supuesto, también es la época idónea para vigilar de cerca sus plantas y en definitiva limpiarlo y protegerlo para que permanezca sano durante el resto del año.

¿Tienes pendiente cortar algunas ramas gruesas, se te resisten? Las sierras de jardín a batería son una magnífica solución, hay modelos que se pueden manejar con una sola mano y sus cuchillas intercambiables las convierten en una herramienta multiusos a rentabilizar en otras tareas habituales de casa o del propio jardín.

¿Y qué hacer con las hojas? La estampa que crean sobre el suelo es preciosa, estamos de acuerdo, pero también se convierte en una superficie resbaladiza y por tanto peligrosa. Si todavía no tienes un soplador, no dudes en hacerte con un modelo a batería de bastante capacidad. Será tu mejor aliado para hacer frente a la avalancha y a la vez la recogida de las hojas resultará más cómoda amontonándolas fácilmente.

Estos cuidados en tu jardín quedarían incompletos sin una última operación sostenible; convertir los restos en alimento para las plantas haciendo compost o mantillo. También de nuevo para esto existen herramientas que te lo ponen muy fácil, como por ejemplo las biotrituradoras, preparadas para transformar en minutos una montaña de ramas en una pila de mantillo.

Si te han gustado estas ideas, ahora te toca pasar a la acción.